Ajuntament de Les Coves de Vinromà

Historia

Breve historia de Les Coves de Vinromà

Habría que situar en el barranco de la Valltorta, hoy declarado Patrimonio de la Humanidad, el origen del poblamiento de les Coves, a partir del 6000 a.C. De este gran conjunto del denominado «arte rupestre levantino», en una parte importante ubicado al término municipal de les Coves de Vinromá, hay que destacar las cuevas de la Saltadora, con la figura del famoso arquero.

De la época del bronce, el yacimiento más importante es el de la Cova del Mas d'Abat, donde se han encontrado enterramientos humanos y ajuares funerarios. Son numerosos los restos de poblamientos ibéricos que encontramos al término de les Coves: el de la Morería, el de la partida del Molí Consell, de donde procede el famoso casco de plata, y el dels Tossalets, donde se encontró un fragmento de lápida; pero, sobretodo, según Francesc Esteve, «el más importante quedaba en el áspero roquero de la parte vieja del pueblo».

De la dominación romana, el término de les Coves, cruzado longitudinalmente por la Vía Augusta, guarda muchos restos, entre los que destaca un relieve funerario hispano romano procedente del poblado de les Fontanelles o dels Tossalets, la ocupación del cual se iniciaría en la época de Augusto, fechado entre el s. II y la primera mitad del s. III.

Después de la ocupación musulmana, de la que nada conocemos, Jaime I conquistó les Coves a la segunda mitad de agosto de 1233; por lo que pasará a ser lugar de realengo; pero el 11 de mayo de 1235, el rey dio los castillos de les Coves y de Culla al noble aragonés Balasc d'Alagó. Durante poco tiempo poseerá Don Balasc el castillo de les Coves, dado que el año 1240 lo vendió, según Garcia Edo para hacer frente a sus deudas, a la Orden de Calatrava. El 2 de junio de 1275 los calatravos cedieran, por permuta, el dominio del castillo de les Coves a N'Artal d'Alagó, bisnieto de Balasc, el cual, el 11 de noviembre de 1281, otorgó a les Coves carta de población, aunque el documento que conocemos es una copia de 1416.

Ver la Carta Pobla en pdf
 

El año 1293 el rey Jaime II compró la Tenencia de les Coves a N'Artal por 135.000 sueldos; pero corto fue el dominio del rey, dado que el 15 de septiembre de 1294 signaba con los templarios el cambio de la ciudad de Tortosa por los castillos de Ares, de Olleros (Tarragona), de Peníscola y de les Coves. La Orden del Templo poseyó la Tenencia de les Coves hasta el año 1312, cuando fue extinguida; permaneciendo en poder real hasta el año 1319, fecha en la que el rey Jaime II la cederá a la Orden de Montesa, bajo la jurisdicción de la cual quedará, de hecho, hasta la desamortización de Mendizábal (1836), y de derecho, hasta la II República (1931).

Al reinado de Pedro IV el Ceremonioso o el del Punyalet (Pedro II de Valencia), la villa de les Coves participará en la guerra de la Unión (1347-1349), en contra del rey y de su señor natural, lo cual le supondrá un grave castigo de treinta-siete mil sueldos reales.

A partir del 31 de mayo de 1421, durante 42 días, las Cortes del Reino de Valencia, convocadas por la reina María, esposa de Alfonso V el Magnánimo, que permanecía en Italia, se reunieron en les Coves de Vinromà por recaudar un subsidio para el rey de 22.000 libras.

No debió ser muy importante la participación de la villa de les Coves en la revuelta de las «Germanías» (1519-1522), dado que tan solo trece vecinos fueron represaliados.

Les Coves, durante la Guerra de Sucesión (1702-1713), como todo el Maestrazgo, fue partidaria del Archiduque Carles; por lo que los covarxins participaron en la defensa de Sant Mateu, asediada por las tropas del Borbón, durante los primeros días de enero de 1706. Todos conocemos las consecuencias de la victoria de Felip V.

El ilustre botánico Antoni Josep Cavanilles visitó les Coves dos veces, el 26 de septiembre de 1792 y el 8 de julio de1793, y, entre otras notas, ponderó la excelente calidad del agua de las dos fuentes que son en la entrada y a la salida del pueblo. Precisamente en esa sazón, a nuestra villa, que ya contaba con unos mil ochocientos habitantes, se estaba construyendo la iglesia de la Asunción.

Durante la primera guerra carlista (1833-1840) la villa de les Coves fue asediada por los carlistas, probablemente con Ramón Cabrera en cabeza, los días 3, 4 y 5 de julio de 1835 y finalmente entregada por sus defensores, que eran bajo las órdenes de Baptista Vidal. La tercera guerra carlista (1872-1876) tendrá en la villa de les Coves, por su ubicación, uno de los escenarios naturales, dado que al capitoste xivertí Pascual Cucala conocía bien nuestras tierras; y además, los covarxins Pascual Villalonga y el «Arbolero» eran sus compañeros inseparables.

El período comprendido entre 1890 y 1936 parece que fue, económicamente y socialmente, muy positivo para les Coves. El año 1921 nuestro pueblo tenía 4.594 habitantes, el máximo alcanzado, y varias fábricas de abonos minerales, de jabón, de aguardientes y de tejas y ladrillos. En las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 les Coves no fue una excepción respeto del resto de España: de los doce concejales elegidos ocho eran republicanos y cuatro demócratas, ningún monárquico. Durante la Guerra Civil, les Coves quedará en zona republicana hasta el 11 de junio de 1938, cuando los soldados republicanos, después de cuarenta cinco días de ataques indiscriminados de las tropas franquistas, abandonaron el pueblo; antes había empezado un dramático éxodo hacia la Huerta de Valencia de la población covarxina. La posguerra y las grandes heladas de los años 1946 y 1956 marcarán el declive de les Coves, que en estos momentos parece recuperarse de esa situación.

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal